Recientemente leí sobre la estrategia ROWE© Results Only Work Environment, que en español significa Ambiente de trabajo de solo resultados; fue creada por Jody Thompson y Cali Ressler y propuesta originalmente a Best Buy; ahora la ofrecen a cualquier empresa a través de su firma de consultoría. 

Las características de ROWE son:

  • Autonomía total de la persona; no importa cuándo y dónde se trabaje, cada uno lo decide en base a lo requerido para lograr sus metas.
  • Responsabilidad por el logro de resultados medibles.
  •   Equilibrio entre autonomía y responsabilidad.
  • Colaboración en tiempo real cuando se necesite.
  • No debe entenderse como flexibilidad total, porque eso depende del tipo de trabajo que se realice.

Me pareció muy interesante la estrategia propuesta por Thompson y Ressler, más en los momentos actuales, en los que he escuchado a varias personas vaticinando cambios radicales en los ambientes de trabajo, a raíz del confinamiento provocado por la pandemia del Coronavirus.  En efecto, creo que el trabajo desde casa ha propiciado reflexiones serias sobre la manera tradicional de trabajar, basada en el cumplimiento de horarios establecidos en lugares específicos; sin embargo, dudo mucho que el cambio se vaya a dar de manera súbita y generalizada, porque los esquemas de trabajo basados en resultados requieren cambios de mentalidad en las personas y en las organizaciones, así como otros requisitos que expongo más adelante.

En el título del artículo señalo que el trabajo en base a resultados es fundamental, porque estoy convencida de ello.  Muchas organizaciones están acostumbradas a premiar el esfuerzo de la gente, perdiendo de vista que lo realmente importante es el logro de metas; pero no se trata solamente de un cambio de mentalidad, es preciso que el trabajo en base a resultados forme parte de la estrategia organizacional.

La Estrategia Madre del Sistema Empresa Inteligente© establece que los equipos deben trabajar “con criterios de micronegocios… midiendo el valor agregado y creado en base a resultados económicos.”  Si no se trabaja para lograr esta clase de resultados, la permanencia de la empresa a largo plazo estaría en riesgo.

Este poderoso enunciado ha obligado a definir un perfil del líder, en el cual se incluyen las siguientes habilidades directivas:

a)    Planear, organizar y dirigir el trabajo hacia resultados

b)    Trabajar con criterio de negocios

La realidad es esta:  si el líder no tiene estas habilidades, difícilmente podrá dirigir a su gente en ese sentido, ni los apoyará para desarrollarlas en ellos.

Ahí mismo, en el título, establezco que el trabajo por resultados no es suficiente, no bastan las estrategias o herramientas aisladas; para lograr el liderazgo de mercado se requieren el compromiso de la gente y un sistema de trabajo completo, que considere aspectos como los siguientes:

1.     Todo debe partir de la Visión, el mega objetivo estratégico, adecuadamente “vendida” por el líder a todo el personal y en congruencia con los valores y la esencia de la organización.   Sin esto, difícilmente se conseguirá el compromiso de las personas con ese propósito superior y trascendente.

2.     Los resultados individuales o de equipo deben estar alineados con los objetivos de corto y largo plazo de la organización, y basados en la autonomía de gestión; de lo contrario, las personas podrían estar mejorando su productividad, logrando sus recompensas, pero en detrimento de los resultados de negocio de la empresa.

3.     Debe existir una clara comprensión de los procesos y los servicios que generan, como paso previo a la definición de los indicadores más relevantes para los cuales se establecerán metas.

4.     Los incentivos al personal deben otorgarse, preferentemente por el logro de metas grupales, para fortalecer la cohesión de los equipos, pero cuidando el principio de justicia, de manera que no se premie igual a quienes menos contribuyen para la construcción de los resultados.

5.     Los líderes deben ser evaluados por el logro de resultados de negocio, y también de resultados blandos: nivel liderazgo, clima organizacional, desarrollo de la gente, innovación.  Si se omiten los segundos, estaremos perdiendo de vista la construcción de un futuro sustentable, por enfocarnos en resultados de corto plazo.

6.     La tecnología debe ser parte de las estrategias, con el fin de lograr la gestión digital del negocio, tan necesaria en los ambientes de negocios actuales, caracterizados por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad.

Concluyendo, hay que tener cuidado al utilizar el trabajo basado en resultados solamente, porque pueden promover el individualismo y el desapego.  Es preferible implementar un sistema de trabajo con una filosofía clara e inspiradora que fomente una buena cultura empresarial, con el fin de ganarse el compromiso de la gente, para que, entre todos, se logre la Visión de largo plazo.

Anterior Entrada
Siguiente Entrada
Temas
Temas relacionados.
Loading Conversation